Graffiti en el Coliseo

CPAX1BM5-SN4D-V5ASQCAO7S0Pnationalgeographic.es

En un lavado de cara del Coliseo de Roma, que comenzó el otoño pasado, se han revelado siglos de graffiti. Durante la extracción de la suciedad acumulada y la calcificación, los expertos descubrieron capas de inscripciones en la sección de un muro con trazos rojos y grises descoloridos por el paso del tiempo, y sobre ellos, letras en color negro de los visitantes modernos.

Construido en el siglo I, el Coliseo pudo haber acogido a multitudes en torno a las 50.000 personas. Sus entradas numeradas y sus pasajes cubiertos fueron diseñados para conseguir que los espectadores entrasen y saliesen rápidamente así como para separar a los altos cargos y a los poderosos de la plebe.

La pared que aparece en la foto flanquea un pasillo que conducía a uno de los niveles superiores. Allí, las mujeres, los niños y los esclavos se encaramaban en los asientos baratos para ver el sangriento espectáculo de gladiadores y fieras que luchaban por sus vidas en la arena a 18 metros de distancia.

Incluso en la tenue luz de este pasaje, los diseños pintados en rojo habrían sido fáciles de ver sobre un fondo de yeso blanco. Hoy en día, el significado de los dibujos de este punto en particular son un misterio, aunque los parches de yeso recién limpiados en otras partes de la pared muestran una hoja de palma roja (símbolo de victoria) y las letras “VIND”, que pueden ser parte de la palabra vindicatio.

En la zona superior vemos lo que parece ser una gran “S”, aunque la experta en frescos romanos, Rebecca Benefiel, ve el perfil gris tenue de una cara.”Esa fue la imagen más popular que se dibujaba en los frescos antiguos”, dice ella.

En el siglo XIX, el Coliseo era un monumento famoso, y su graffiti se había convertido en un registro enredado, sobrescritos en las visitas de los turistas.”Los escritores eran conscientes de estar en un lugar histórico”, dijo Benefiel.”Ellos estaban haciendo una marca para destacar su presencia.”

Nombres y fechas eran importantes. Así que era el lugar de origen. En este muro, en 1892, J. Milber quería que el mundo supiera que había viajado desde la ciudad de Estrasburgo.

Las autoridades de Roma dicen que planean abrir este pasaje al público una vez que el trabajo de restauración se realice. Es de suponer que algún tipo de barrera evitará a los futuros turistas añadir sus propios autógrafos para la posteridad. (Ver vídeo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: