El fuego nos devolvió Ebla, el primer imperio comercial de la Edad de Bronce

2262457159_c2c1fbf60d_oterraeantiqvae.blogia.com (publicada en 2008)

Naram-Sin heredero del imperio acadio conquistó Ebla alrededor del año 2300 a.C. Diecisiete mil documentos de arcilla, despreciados por los soldados, quedaron sepultados bajo los escombros a la espera de ser descubiertos cuatro mil años más tarde y, fue precisamente el fuego, lo que preservó para la posteridad las tablillas de arcilla cruda del archivo real. El calor del incendio las coció y las endureció protegiéndolas de la humedad que durante siglos habría terminado deshaciéndolas por completo. Paradójicamente, su afán destructor, fue el factor decisivo que permitiría a los científicos, siglos más tarde, reconstruir la historia de la ciudad, dejando impreso su nombre para siempre en los libros de historia. (Sigue leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: