Archivos de etiquetas: Mesopotamia

La antigua maravilla del mundo, los Jardines Colgantes, no estaban en Babilonia, sino en Nínive

BabylonNorthWindPictuterraeantiqvae.com

Los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, no estaban enBabilonia, en absoluto, pero sí, en cambio, a 480 kilómetros al norte, en Nínive, la mayor rival de Babilonia, según una destacada historiadora de Oxford.

Después de más de 20 años de investigación, la Dra. Stephanie Dalley (izquierda), del Instituto Oriental de la Universidad de Oxford, por fin ha reunido suficientes evidencias para probar, más allá de toda duda razonable, que los famosos jardines fueron construidos en Nínive por el gran gobernante asirio Senaquerib, y no, como los historiadores siempre han pensado, por el rey Nabucodonosor II de Babilonia.(Saber más)

El fuego nos devolvió Ebla, el primer imperio comercial de la Edad de Bronce

2262457159_c2c1fbf60d_oterraeantiqvae.blogia.com (publicada en 2008)

Naram-Sin heredero del imperio acadio conquistó Ebla alrededor del año 2300 a.C. Diecisiete mil documentos de arcilla, despreciados por los soldados, quedaron sepultados bajo los escombros a la espera de ser descubiertos cuatro mil años más tarde y, fue precisamente el fuego, lo que preservó para la posteridad las tablillas de arcilla cruda del archivo real. El calor del incendio las coció y las endureció protegiéndolas de la humedad que durante siglos habría terminado deshaciéndolas por completo. Paradójicamente, su afán destructor, fue el factor decisivo que permitiría a los científicos, siglos más tarde, reconstruir la historia de la ciudad, dejando impreso su nombre para siempre en los libros de historia. (Sigue leyendo)

Descubren en Turquía evidencias de un idioma desconocido de hace 2.800 años

canarias7.es

Lishpisibe, Bisinume, Sasime. Son algunos de los exóticos nombres de mujer hallados en una tablilla de arcilla grabada durante el Imperio Asirio, hace 2.800 años, y que han permitido descubrir una lengua desconocida hasta la fecha.

“Sabemos que son nombres de mujeres porque a cada uno le antecede el símbolo asirio cuneiforme de ‘nombre femenino'”, explicó este viernes a Efe John MacGinnis, miembro del equipo de arqueólogos responsable del hallazgo y que ha publicado el resultado de sus investigaciones en el último número del Journal of Near Eastern Studies. (Leer más)